CACAO: El alimento de los Dioses

publicado en: Super Alimentos | 0

¿Qué es el cacao?

Es un árbol Mesoamericano que produce un fruto con su mismo nombre, desde el cual se derivan el polvo de cacao, mantequilla de cacao y licor de cacao después de su secado y fermentación.

Estos granos eran muy apreciados por las culturas sudamericanas usándose muchas veces como monedas de cambio entre ellas. Estas también lo consideraban un árbol sagrado, utilizando muchas veces su fruto en sus ritos ancestrales, para los mayas simbolizaba vigor físico y longevidad y la bebida obtenida se reservaba para sus reyes y nobles. Los guerreros consumían cacao antes de una batalla y su mantequilla se utilizaba como ungüento en las heridas.

Existen registros de su procesamiento para la ingesta humana que datan desde el año 1.400 A.C aproximadamente donde se consumía principalmente como una bebida fermentada, la receta del chocolate dulce (con miel en la antigüedad), que lo hace más apetecible para el paladar, es una invención de Europa.

Propiedades Nutricionales

El cacao encabeza la lista de alimentos con mayor contenido de antioxidantes, estos ayudan a nuestro organismo a contrarrestar los efectos de los radicales libres en nuestro organismo. Los radicales libres son sustancias que son liberadas en el metabolismo de macronutrientes, también desencadenan su presencia el consumo de cigarro, la contaminación y químicos como los herbicidas.

El poder antioxidante está asociado a la prevención de enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares, cáncer hepático, gástrico y de colon y diabetes.

Gracias a la presencia de teobromina en su composición ayuda a mantener los niveles de presión arterial en nuestro cuerpo, ya que tiene un efecto diurético y vasodilatador en el cuerpo, de esta forma ayuda en el tratamiento de edemas y problemas vasculares. Gracias a esta sustancia en conjunto con la Feniletilamina es utilizado para aliviar estrés ya que estimulan el sistema nervioso central aumentando los niveles de serotonina en el cuerpo causando la sensación de relajación y bienestar.

También es rico en Magnesio lo que fortalece el sistema inmunológico y ayuda en la formación de huesos y dientes. Otro de sus beneficios es que ayuda a mejorar el perfil lípido lo que contribuye al buen funcionamiento de nuestro corazón.

El cocimiento de semillas y hojas se usa para tratar asma, debilidad, diarrea, fracturas, inapetencia, malaria, parasitismo, pulmonía, tos, cólico y envenenamiento.

El aceite de semilla se usa para tratar heridas, erupciones, quemaduras, labio rajado, afecciones dérmicas, dolor de muela, fatiga, malaria y reumatismo. Las hojas tiernas se usan para desinfectar heridas.

¿Cómo consumirlo?

Se recomienda consumir de 15 a 20 gramos de cacao puro al día para obtener todos sus beneficios, lo que se traduce en 2 cucharadas soperas de cacao en polvo natural o en de 4 a 6 trocitos de chocolate con un 70% o mas de cacao.

¿Cómo prepararlo?

La forma más fácil de prepararlo es un bebida, mezclándolo directamente ya sea con leche o agua y endulzándolo a gusto.